• Generando Igualdad, mujeres que luchan por las mujeres

      Generando Igualdad, mujeres que luchan por las mujeres La asociación Generando Igualdad recibió la donación de la I Carrera Hay Salida contra la violencia de género.

      El número de mujeres maltratadas cada año escandaliza a todo el mundo. Todos sabemos que existe el número de teléfono, 016, al que debemos llamar para denunciar. Un número gratuito que no queda reflejado en la factura telefónica. También es habitual escuchar a las autoridades y a muchas personalidades manifestarse en contra de esta lacra, pero es mucho menos frecuente escuchar el testimonio de mujeres reales que han vivido esta terrible situación y han salido de ella. La asociación Generando Igualdad ayuda a todas esas mujeres y, no solo eso, les pone voz.

      Así es Generando Igualdad

      “Somos una asociación sin ánimo de lucro que se fundó en el año 2000. Desde entonces, luchamos por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y por la erradicación de la violencia de género”, explica Montse Casasempere, técnica especialista en Igualdad y violencia de género.

      ¿En qué se diferencia Generando Igualdad de otras asociaciones? “Atendemos tanto a mujeres que contactan directamente con nosotras, como casos que se nos derivan. Somos un recurso totalmente abierto al que las mujeres pueden acceder sin ningún tipo de requisito, porque a veces, incluida la Administración Pública, se les solicita una sentencia condenatoria o una orden de protección. Aquí no”, dice Elena Cicerol, abogada especialista en Derecho Penal y violencia de género.

      Apoyando siempre

      ¿Qué encuentra una persona en Generando Igualdad? Apoyo y orientación, ya sea a nivel psicológico (“Hagas lo que hagas, denuncies, lo abandones o no, voy a estar a tu lado”, dice la psicóloga Elena Cedillo), legal o de integración social y laboral (tienen proyectada una empresa de servicios en pro de ofrecer independencia económica, tan vital para abandonar una situación de maltrato).

      “Nuestro objetivo prioritario es la prevención de la violencia y, una vez que se padece, ofrecer los primeros recursos para poder salir de esa situación, e incluso si no se sale de ella (como ocurre muchas veces por los hijos), para poder protegerse de la manera más adecuada”, apunta Bárbara Zorrilla, psicóloga experta en intervención social y atención a mujeres y menores víctimas de maltrato. Y todo sin coste económico alguno para las mujeres que se dirijan a ellas.

      Canciones con mensaje

      Sole, María José, Conchi, Marián, Juana, Marichu y Laura (todas han sufrido maltrato) rodean al instante a Rafa, y comienzan a componer entre todos canciones. Las letras son retazos de vida que cada una va soltando y que terminan escritos en una pizarra, a modo de gran pentagrama para que no se olviden, y para los que Rafa, sin soltar un instante la guitarra, va componiendo la melodía.

      Estamos ante uno de los servicios, Fabricanciones -como se denomina-, que ofrece Generando Igualdad. “Se trata de un taller de composición de canciones en el que las protagonistas absolutas son nuestras usuarias, mujeres con una vida marcada por el maltrato que, semana tras semana [concretamente los martes], comparten alegría, ilusiones, vivencias...”, explica Natalia Massó de Pablo, psicóloga y presidenta de la asociación. “Las canciones te sacan la parte poética que llevas dentro. Y te sientes importante. Yo se lo comento a mis hijos, a mis amigas, porque ellas no se atreven por el ridículo, pero yo creo que tenemos un mensaje, algo que decir”, explica Sole, de 68 años, usuaria de la asociación. “Soy la mayor de aquí”, agrega, y añade con una mirada directa que abruma: “Que dejes claro que aquí vienen personas con problemas y se desahogan. Aquí somos una pequeña familia. Hay mucho cariño. No se notan diferencias, ni por edad ni por nada. No existen”.

      ¿Cómo surgió este taller? Todo comenzó en el año 2010, cuando Rafael Sánchez Gálvez, cantautor con una larga trayectoria profesional, escuchó a su ‘Pepito Grillo’ y decidió responder de una vez y mediante la acción, es decir, implicándose, a la pregunta que le rondaba constantemente por la cabeza: “¿Qué pasaría si gente en vulnerabilidad pudiese conectar con su parte creativa? ¿Qué surgiría de ese proceso?”.

      Mucho más que canciones

      Lógicamente, la mejor respuesta viene de manos de lo que ellas sienten y experimentan componiéndolas. “Aquí llegas seria, pero sales sonriendo. A mí me costó al principio, las veía muy lanzadas, pero luego te das cuenta de que hablan de vidas que son la tuya”, explica al respecto María José, de 42 años, otra mujer que recibe ayuda de la asociación. Y puntualiza: “Las canciones son experiencias totales de nuestra vida”. Y es que, como explica Rafa, “con ellas se movilizan cosas muy profundas; hacen que la gente se sienta mejor persona, más capacitada para la vida, más fuerte; aumentan la autoestima, la propia visión: nos hacen conscientes de nuestra capacidad para la belleza, de nuestra humanidad... Y lo mejor: no es algo que acabe aquí, hacen bien a las personas que las escuchan, se contagia optimismo”. Marián, que buscando una solución a su situación llegó hace 13 años a lo que pueden considerarse, como ella dice, “los cimientos de Generando Igualdad”, explica: “Cada martes transformamos el dolor y los recuerdos en esperanza e ilusiones volcadas en el canto. Queremos transmitir que sí se puede y se debe renacer, aunque sea desde nuestras propias cenizas, como el ave fénix, y lo compartimos agitando nuestras tormentas interiores. Gracias a esta asociación, a lo que encontramos aquí, no le tenemos miedo a volver a empezar. Podemos decidir y hemos dicho: ¡basta!”.

      Más información

      • Generando Igualdad
      • Telf.: 913 15 29 29.
      • C/ de los Cedros, 82, Bajo A, Madrid
      • Web